hechizo para evitar el divorcio

hechizo para evitar el divorcio
El hechizo es la manera ritual de invocar poderes de orígenes ocultos a realizar nuestra voluntad aquí en la tierra. Se realiza el hechizo con un variado conjunto de acciones y palabras preestablecidas, que son realizadas por cualquier persona sin especialización específica, que la repite sin que coloque y saque nada, a no ser nombres de personas.

El ritual está lleno de prevención y cura. En general, se trata de la manera de hacer los hechos que sobrepasan las leyes de la naturaleza. Con la magia simpática, se puede tener acción sobre persona u objetos de largas distancias, por medio de un pedazo, por ejemplo, de piezas íntimas, señal de los dientes en el pan, hilos de pelo y otros.

De origen en la religión de los magos, la magia simpática pretende realizar a la voluntad propia, la voluntad de poderes altos, espíritus, demonios, elementos naturales y simula una actuación sobre todo. De acuerdo con la forma que se dedica a la obtención de efectos en que se desea por medios naturales o con el auxilio de las potencias infernales, la magia se subdivide en magia blanca y magia negra.

Nos interesa curiosamente, la magia blanca, que es utilizada de manera indirecta en las fuerzas de sanación del espíritu, y que actúa por varios caminos, siendo los principales la analogía y la transferencia. El secreto en la mayoría de las simpatías es inconmensurable. Hay otros tipos de ritos, como ir a un lugar muy lejos, lanzar algo por encima del hombro sin mirar, irse de un lugar sin mirar hacia atrás y jugar piezas de ropa en ríos, para que cargue.

Lo que se nota en la magia hechizo, es que ella está propensa a las enfermedades que exigen una energía del cuerpo y del alma, ocasionada por la restauración de la personalidad que la gran creencia y fe trae. En ese caso, la magia intenta alcanzar la cura de enfermedades que los médicos no son capaces de curar.

Al principio, era sólo un pedazo de sábana que contenía una oración clara de origen católico. Se trata de la popularización del escapulario, tira de paño con dos pequeños cuadrados de paño bento, oraciones definidas, y que los religiosos llevaban al cuello o junto al corazón.

La aceptación de las personas no sucedió sin adaptaciones. El patuá pasó a contener además de oraciones, palabras intensivas, raíz de guine, ojo de algunos animales, raspa del pico de algunos pájaros. El nombre también se ha modificado. Fue llamado “relique”, creado a través de otra vez católico, que es el uso de reliquias, igualmente cerrados en bolsitas de tela.

Estas reliquias están formadas de pequeños pedazos de hábitos de monjes canonizados, de pedazos de cruces, de cabellos, de esquirlos de huesos de santos, de pedazos de leña de hogueras que devoraron caminos de la fe. Hoy, relique, es cualquier objeto de origen mágico que se cuelgue al cuello o se ate en el puño, desde que restringido en una bolsita de tela.

No entra en medio de esa definición el signo de Salomón, amuleto que debe ser producido antes de la salida del sol, en un viernes santo. Tanto puede ser cargado con usted, como colocado al cuello. También conserva la magnitud curativa y defensiva cuando se deja detrás de la puerta o sobre la cabecera de la cama.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies