Hechizo contra los rivales

lee tambien : hechizo de amor efectivo , hechizo de amor gratis , hechizo de amor con vela roja

Reza fuerte y poderosa contra enemigos y envidia – Esa reza es fuerte y poderosa contra todos sus enemigos y personas envidias que entorpecen su vida.

Esa reza fuerte y poderosa fue pasada de generación a generación por muchas familias y, siendo hecha con fe, realmente retira de su vida a las personas que no quieren su éxito en mucho menos su felicidad. Vamos a la oración:

Reza fuerte y poderosa contra enemigos y la envidia
Reza fuerte y poderosa contra enemigos y la envidia
Santa Catarina, Clara y Divina
Vos que entrando en una ciudad encontraste mil hombres
todos valientes como leones y,
con una simple palabra, has amasado el corazón de todos ellos

En este sentido,
amansai el corazón de (decir el nombre de la persona que usted desea)
que (decir el nombre de la persona que usted desea)
que tenga ojos y no me vea
tiene boca y no me hable
tenga piernas y no me alcance
y quede paralizado como piedra
nada puede hacer contra mí
y nada puede hacer contra mis seres queridos.

Querida Santa Catarina
yo hago esta oración con mucha fe en mi corazón
y espero que Tú me puedas atender

Hacer siempre esa reza cuando sienta que el ambiente está cargado, y usted, por algún motivo, no se siente bien.
Siempre que pueda, ofrezca un Ave María y un Padre Nuestro en señal de agradecimiento a la
busco trabajo

Un poco de la biografía de Santa Catarina

Catalina, la penúltima de la familia y la menor de las hijas, tuvo la predilección de todos y creció en un ambiente moral puro y religioso.

Como la Providencia divina tenía designios especiales sobre ella, desde temprano Catalina fue acumulada de favores celestes, privando con Ángeles y Santos. A los siete años, hizo voto de virginidad; a los 16, cortó su larga cabellera para evitar un matrimonio; ya los 18, recibió el hábito de las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo. Vivía, ya a los 20 años, sólo de pan y agua. Fue agraciada con favores sobrenaturales, como el “matrimonio místico”; recibió estigmas semejantes a los de Nuestro Señor y tuvo una “muerte mística”, durante la cual fue llevada en espíritu al infierno, al Purgatorio y al Paraíso; tuvo también un “intercambio místico de corazón” con Nuestro Señor.

Analfabeta, aprendió milagrosamente a leer y escribir, para poder cumplir la misión pública que Dios le destinaba.

Dirigía un número enorme de discípulos, los caterinati, entre los cuales se encontraba gente del clero, de la nobleza y del pueblo más niño. Uno de ellos, el bienaventurado Raimundo de Cápua, su confesor, fue también su primer biógrafo. Es de él que sabemos detalles de esta impresionante vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies